Nuevo orden mundial: apocalipsis ha batido un record. Desde que comencé su preparación, hasta su acabado, apenas he invertido un año, cuando normalmente puedo tardar casi dos o más en la creación de una nueva historia. Creo que a pesar de todo se podrá apreciar una evolución, sobretodo artística, que espero que guste.

El origen de la misma vuelve a estar inspirado en un suceso real, ocurrido en el año 2011. Si teneis tiempo teclead en internet las palabras "artic sea" y dejaros llevar por una de las historias más alucinantes, misteriosas y oscuras del espionaje moderno. Evidentemente, y afortunadamente, nada de lo que cuento en esta nueva aventura es real, más o menos, aunque existen en la misma suficientes elementos contempóraneos como para añadirle verosimilitud, una verosimilitud bastante siniestra. Supongo que son estos tiempos que nos está tocando vivir. En la misma volvemos a tener un plan diabólico destinado a cambiar el futuro de la humanidad, algo que no ocurría desde la primera aventura de Eric Chantereau, "Toplitz, el enigma oculto", por lo que vuelve a ser una aventura muy escapista en comparación con las dos últimas; "Objetivo Rangún" y "Ladrones en el templo", que ha día de hoy , sobre todo esta última, estaban muy pendientes de la realidad que nos rodea. Es, además, una auténtica carrera por la supervivenvia, la de Eric Chantereau, que acabará (o no) al límite de sus fuerzas.

Es la primera aventura en la que no aparece un personaje esencial en los anteriores episodios; el coronel Nigel Davemport, que desaparece (o muere, todo depende) al final de "Ladrones en el Templo". Este tipo de personajes secundarios son necesarios en estas historias, sirven para introducir al protagonista en la trama y agilizan la misma. En esta ocasión nos encontramos con el mismísimo jefe del FSB ruso (antigua KGB), como aliado de nuestro héroe. Como es habitual, viajaremos por todo el mundo; desde los fríos Urales de Rusia, a Helsinki en Finlandia, que no es precisamente cálido tampoco y acabaremos en medio del océano Atlántico, previo paso por las islas de Cabo Verde y la glamurosa Portofino en Italia... cuidado con las gripes...